Conozca qué es la acuicultura y cuáles son sus beneficios

La versión 4 de GLOBALG.A.P ha sumado a la actividad técnica de cultivos acuáticos –más conocida como acuicultura- dentro del ámbito del nuevo estándar con la finalidad de incluir cualquier especie de criadero que se pueda producir bajo sistemas acuáticos controlados, asimilando para ello las condiciones naturales del ecosistema e incluso considerando la recolección pasiva de semillas en la fase planctónica. Pero ¿en qué consiste exactamente la acuicultura y cuáles son sus beneficios para la sociedad?

La acuicultura es el conjunto de actividades, técnicas y conocimientos de cultivo de especies acuáticas tanto vegetales (algas, por ejemplo) como animales (peces y crustáceos, entre otras). Es una importante actividad económica de producción de alimentos, materias primas de uso industrial y farmacéutico y organismos vivos para repoblación u ornamentación. Su principal objetivo es la obtención de una producción más abundante para consumo local o para fines comerciales, aportando a la bioconservación de las especies acuáticas.

Entre otros de sus beneficios se encuentra la disminución de impactos ambientales –que sucede muchas veces a través de la pesca-, la distribución constante de productos alimenticios, la generación de empleo y la actividad sustentable hacia las especies marinas.

La acuicultura sustentable no solo maximiza los beneficios, también minimiza la acumulación de perjuicios, así como de otros tipos de impactos negativos sobre el ambiente natural y social. En este sentido, el diseño de políticas y estrategias para el desarrollo de la acuicultura sustentable requiere de múltiples aportes y perspectivas diversas, que permitan aprovechar los beneficios económicos, sociales y ambientales.

Para la promoción del desarrollo sustentable de la acuicultura vienen surgiendo una serie de normas y estándares (Buenas Prácticas Acuícolas, certificación orgánica y ahora GLOBALG.A.P.) bajo la premisa de garantizar a los consumidores que los productos que eligen son “amigables” con el medio ambiente. Es una  obligación para el acuicultor iniciar con prácticas acuícolas responsables, no solo para garantizar su competitividad, sino también para contribuir con el desarrollo del sector.

En el Perú, Control Union Peru S.A.C., organización líder de inspección y certificación de sistemas de producción y calidad orgánica está habilitada como verificadora aprobada en Perú para realizar los servicios de auditoría del programa GLOBALG.A.P, el mismo que tendría validez como certificación para acuicultura (el Estándar Orgánico EU, Aquaculture Stewardship Council ASC y Marine Stewardship Council MSC también conforman los estándares de certificación para acuicultura). En nuestro país, las experiencias existentes a la acuicultura se refieren al cultivo de conchas de abanico en el mar, a la truchicultura en la Sierra, a la cría de peces amazónicos en la Selva, a la cría de la tilapia, a la cría del camarón de Malasia en la Costa norte y en la Selva, a la cría de langostinos en la Costa norte, y al cultivo de algas en la Costa. Sin embargo, esta actividad es de carácter incipiente en el país.

Comments are closed.